Cabra

"El Periódico digital para el sur de Córdoba"

Vecinos de la Villa expresan su preocupación por los problemas estructurales de la ladera y por varios incendios en verano

Imagen de una de las zonas afectadas por los incendios, que han destrozado parte de la malla de protección.
CABRA. La preocupación entre buena parte de los vecinos del barrio de la Villa de Cabra ha crecido en las últimas semanas por diferentes circunstancias que se vienen produciendo en esta zona del casco histórico egabrense.
 
Los incendios que se han producido en las últimas semanas en la zona de la ladera, en puntos cercanos a viviendas, han provocado situaciones de alarma entre estos vecinos, dado el acceso dificultoso para los vehículos de emergencia en esta zona por la estrechez y morfología de sus calles. 
 
Los incendios, que han afectado a diferentes partes de la ladera, aunque reducidos en su extensión, han supuesto episodios de miedo para estos vecinos y además han afectado a la malla que en su día se instaló en la zona para evitar desprendimientos de piedras y tierra, quedando en algunas zonas completamente destrozada y desaparecida. Los vecinos han señalado que será necesario reponer esa malla eliminada por el fuego ante la posibilidad de las lluvias del próximo otoño, que podrían provocar más desprendimientos.
 
En concreto se han producido incendios en la ladera de la Villa los días 12 y 13 de agosto y el pasado 21 de agosto, en todas las ocasiones en franjas horarias entre las 13 y las 15'30 horas.
 
Como explican algunos de esos vecinos, las llamas y el humo han llegado a pocos metros de sus hogares, por lo que se va a solicitar al Ayuntamiento que dote a la zona de dispositivos anti incendios para actuar en este tipo de ocasiones, ya que han sido los propios vecinos los que han tenido que actuar de inmediato antes de la llegada de los servicios de emergencia. Destacan que mantener una adecuada limpieza y desbroce de la ladera es fundamental para evitar estos hechos.
 
En 2010 se llevó a cabo la instalación de una malla de protección y la siembra de especies herbáceas que sirvieran de sujeción al terreno aunque la peligrosidad que seguían provocando los derrumbamientos sobre el camino de Lucena, muy transitado por vehículos y peatones, más la inestabilidad de la calle Ana de la Rosa, propició que en 2011 se construyera un cinturón de hormigón situado en la base de la muralla mediante micropilotajes y anclajes al objeto de afianzar este sector de la ladera.
 
Desprendimientos en la ladera
 
Señalan algunos de estos vecinos que los daños en las estructuras de las viviendas de la zona se han producido fundamentalmente en los últimos años, cuando en décadas anteriores no se habían detectado daños de esa envergadura.
 
Y es que como es sabido problema más importante de la zona es el movimiento de terrenos en la ladera que ha provocado grietas en buena parte de las estructuras de los edificios de las calles más cercanas a la zona de la muralla (calles Ana de la Rosa y adyacentes), un problema que el Ayuntamiento está intentando solucionar a través de una intervención que supondrá la inversión de más de un millón de euros de fondos municipales, y ante la pasividad de la Junta de Andalucía, administración competente en la zona (declarada como Bien de Interés Cultural). La preocupación de los vecinos se centra en los desperfectos que han sufrido sus casas, que presentan grandes grietas tanto en el interior como en el exterior de los edificios, y el hecho de que las obras lleven meses paradas, desde la pasada primavera.

Todo ello pese al anuncio realizado a finales del pasado mes de julio por parte del Ayuntamiento de los cambios en el proyecto de obra ante problemas no previstos. Tras reunión celebrada entre técnicos de Tragsa, empresa pública encargada de realizar las obras y representantes del Ayuntamiento egabrense, se decidió dar luz verde a la reformulación del  proyecto de las obras. La revisión se basará en la  aplicación de una técnica consistente en la inyección de mortero armado. Tras los pertinentes estudios, se constató que esta técnica es la más conveniente para este tipo de obra a fin de garantizar que la misma se ejecute con la máxima seguridad posible. La intención es ejecutar los trabajos cuanto antes, aunque hasta el momento no han comenzado.
 
Los trabajos en la ladera de la Villa eran iniciados a finales de enero de este año, las obras  tienen un presupuesto de de 1.109.990 euros aportados casi en su totalidad por el consistorio egabrense, y tienen como finalidad dar solución a problemas de corrimiento y desprendimiento de tierras que ponen en riesgo una zona de viviendas situada junto a la muralla.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

BREVES.