Cabra

"El Periódico digital para el sur de Córdoba"

El Jueves Santo egabrense muestra el dolor en la madrugada

RELIGIÓN. La Semana Santa de Cabra se intensifica con la llegada de los tres días grandes, días del triduo pascual constituyendo el momento álgido de la misma con muchos pasos en las calles de Cabra.

En la mañana del Jueves Santo hará su estación de penitencia la Hermandad y Cofradía de María Santísima de la Piedad, Santísimo Cristo del Amor en su Santo Traslado al Sepulcro y San Juan Evangelista. La fundación de esta hermandad se produce en 1981 teniendo su sede canónica en la iglesia de San Bautista del Cerro. El misterio del traslado al sepulcro es de ejecución actual, obra de Fernando Aguado a excepción de la Virgen de la Piedad que es de autor desconocido, perteneciente a la escuela granadina del siglo XVII. El misterio procesiona sobre un paso de madera tallada aún en fase de tallado. Participan 235 hermanos siendo  la túnica y el capuchón de color azul marino con el escudo bordado y cíngulo dorado. Acompaña la banda de cornetas y tambores Nuestra Señora de la Salud de Córdoba. Entre sus insignias destacan la cruz de guía y faroles en orfebrería y talla, así como el estandarte-bacalao bordado en tisú con el escudo de la hermandad y el estandarte de picos con el óleo de la virgen. Digna de ver esta hermandad por la calle Bachiller León y a la recogida por José de Silva. Tiene su salida desde la parroquia de la Asunción y Ángeles a las 13’00 horas, entrando en carrera oficial a las 14’25 y la entrada en el templo a las 16’45. Entre los estrenos más destacados está la ejecución de la última figura del misterio Longinos, terminando así esta composición del traslado al sepulcro, así como las vestiduras del mismo.

Poco más de una hora después la Plaza de Rubén Darío vuelve a ser protagonista de una tarde de tradición y judíos.

Pontificia, Apostólica, Muy Antigua y Venerable, Ilustre  y Real Archicofradía de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Prisión. Esta hermandad mantiene los judíos que portan a Jesús Preso atribuido a Salzillo, sobre un trono tallado en madera y pan de oro con candelabros arbóreos y en sobre el mismo una peana de carrete donde la sagrada efigie procesiona con la rica túnica con cola de cigarrón bordada en oro, una pieza de gran belleza destacada en el rico patrimonio egabrense. Los abejorros o añafiles se mantienen igualmente en esta hermandad, como en otras, (Huerto, Nazareno, Soledad…) siendo un toque clásico y antiguo de la Semana Santa de Cabra. La salida la efectúa desde la parroquia de la Asunción a las 19’15 teniendo prevista la entrada en carrera oficial a las  20’30 y la entrada en el templo a las 23’30 horas. Participan en el desfile procesional 185 hermanos siendo la túnica blanca con botonadura, capuchón, puños y cordón en color morado. Acompaña la banda de cornetas y tambores Maestro Valero de Aguilar de la Frontera. Entre las insignias destaca la cruz de guía en madera tallada y dorada, pendón real con escudo en plata, estandarte de picos con oleo del titular y guion pontificio. Es digna de ver esta hermandad en su salida y entrada del templo, así como en la calle José de Silva y esquina Cervantes. Entre los estrenos destacamos una pareja de ángeles para la peana de Juan Manuel Montaño y la restauración de la misma por la egabrense María victoria Ramírez.

Tras el Preso la Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús Amarrado a la Columna y Azotes, Nuestra Señora María Santísima de la Caridad y San Juan Evangelista. Esta hermandad procesiona dos pasos, en el primero el misterio de Jesús Amarrado con dos sayones que le van golpeando la espalda atribuidos con toda seguridad al taller de Nicolás Salzillo, pudiendo ser una obra conjunta de padre y de su hijo Francisco cuando este daba sus primeros pasos en el arte que años más tarde lo consagró. El misterio procesiona sobre un paso de madera de cedro en fase de tallado con respiraderos y faldones bordados en tisú y sedas con pinturas alegóricas de las hermandades del jueves Santo. Acompaña la agrupación musical Nuestro Padre Jesús Despojado de Jaén. Participan 280 hermanos, siendo la túnica color blanco, capuchón y cíngulo color cardenal. La virgen de la Caridad es obra de José Antonio Cabello y San Juan Evangelista de Francisco Romero Zafra. Procesionan bajo palio color cardenal bordado en el taller de la hermandad con pintura alegóricas de la virgen de la Sierra, San Rodrigo, San Fernando y la Asunción. En los respiraderos también bordados están representadas algunas de las estaciones del viacrucis. Acompaña la banda de música Circulo Cultural Calíope de Fernán Núñez. Es digna de contemplar esta hermandad en Platerías y Bachiller León así como su regreso por Santa Rosalía y Muñiz Terrones. Tiene su salida desde la Asunción a las 19’45, la entrada en carrera oficial a las 21’25 y la entrada en el templo a la 1 de la madrugada. Entre los estrenos el tallado frontal del canasto del misterio y un manto bordado sobre terciopelo rojo para la virgen.

A las 20’30 horas la cita es en la parroquia de Santo Domingo de Guzmán.

Hermandad y Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza. La hermandad se funda en 1947 con una dolorosa de talla anónima que vino en ese año procedente de Lucena. Procesiona bajo palio de color verde, al igual que manto y faldones del paso. Los respiraderos y las varas de palio son cincelados son plateados y cincelados a mano. Acompaña la banda de música Nuestra Señora de la Paz de Marmolejo. Participan 100 hermanos, siendo la túnica y el capuchón de color verde y el escapulario y cíngulo blancos. La virgen de la Esperanza es una interesante talla de gran belleza de escuela granadina que durante años procesionó en la noche del miércoles. Entre sus insignias destaca el estandarte-bacalao bordado en oro sobre terciopelo verde. Tiene su salida a las 20’30 horas, entrando en carrera oficial a las 22’15 y entrando en el templo a las 00’30 horas. Esta hermandad es interesante verla en la calle Juan Valera que es recibida por una lluvia de pétalos. Entre los estrenos están 200 medallas de hermandad, 15 equipos completos de nazarenos y la restauración de los candelabros de cola.

Sacramental, Muy Antigua, Siempre Ilustre, Venerable, Real, Fervorosa, Humilde y Seráfica Archicofradía de la Santa Vera-cruz, María Santísima de los Remedidos, El Santísimo Cristo de la Sangre y Nuestro Padre Jesús de las Penas. La Virgen de los Remedios, única en procesionar, es una talla anónima de escuela granadina datada a finales del siglo XVII. Procesiona sobre una peana de carrete en un paso de reciente realización en metal dorado y cincelado adaptado para su salida desde la iglesia del San Juan Bautista. El paso es acompañado por la capilla musical Viacrucis de Cabra. Participan 80 hermanos, siendo el hábito, túnica y capuchón de color crema con una cruz bordada en color verde y cíngulo del mismo color. Durante años procesionó en la noche del miércoles desde las escuelas de formación profesional. Entre las insignias destaca el estandarte de picos bordado con oro  con oleo de la titular y el estandarte del Cristo del Sangre. Tiene su salida desde la iglesia de San Juan Bautista a las 21’00 horas teniendo la entrada en carrera oficial a las 22’40 y la entrada en el templo a la 1’45 horas. Es interesante presenciar el recorrido en las calles de la Fuente, Morería y Albornoz. Entre los estrenos la restauración de la peana de carrete de Cristo de la Sangre, 16 faroles de estrella y nuevas andas para titulares en orfebrería con baño en oro.

Ya en la madrugada de nuevo la cita es en la parroquia de Santo Domingo donde el silencio se hace oír en la noche.

Piadosa Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo del Socorro (Silencio). El Cristo del Socorro es una talla anónima pudiendo estar ejecutada sobre la segunda mitad del siglo XVI. La hermandad del silencio se funda en el año 1929 tras algunos intentos en el siglo XVII. El paso del crucificado es de madera tallada y barnizada llevada por costaleros vestidos con túnica y verdugo y durante su salida procesional se va rezando el viacrucis. Participan 230 hermanos siendo la túnica y el capuchón de color negro con la calavera y tibias como emblema de la victoria de Jesucristo sobre la muerte, el cíngulo y zapatillas de esparto y arrastran cadenas en el pie. Tiene su salida a la 1 de la madrugada, entrada en carrera oficial a la 1’55 y entrada en el templo a las 3’45 horas. Acompañan tambores rompebelos. Entre las insignias destacan la cruz y faroles de guía y la bandera en terciopelo negro con el escudo de la hermandad. Es recomendable ver la salida de esta hermandad desde su templo. En este año han restaurado tanto la cruz de guía como los faroles que la acompañan.

El amanecer es para la Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús de Humildad y Paciencia. Una vez recogido el Cristo del Silencio las puertas de Santo Domingo se abren de nuevo para la salida de esta hermandad que procesiona su sagrado titular atribuido a Martínez Montañés, que está sentado con la mano en la mejilla a la espera de su crucifixión. Procesiona sobre un paso tallado en madera de cedro con faroles en esquinas y laterales en fase terminación. Durante el recorrido van rezando el viacrucis cantando en cada estación su tradicionales motetes. Participan 110 hermanos siendo su hábito, túnica y capuchón de color marfil, escapulario, bocamangas y cíngulo de color rojo. Acompaña la banda de cornetas y tambores Dolores del Rosario de Baeza. Tiene su salida a las 6’30 de la mañana, entrando a las 8’45 en carrera oficial y entrando en el templo a las 10’30 ya de la mañana del Viernes Santo. Entre las insignias destacan la singular Cruz de Guía que representa el escudo de la hermandad y la bandera con el escudo bordado. Es digna de ver por la calle Santa Lucia y ya de regreso por Cervantes, Alcalá Galiano y Priego.

 

BREVES.