Cabra

"El Periódico digital para el sur de Córdoba"

El Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba da la bienvenida a sus nuevos especialistas internos residentes

SANIDAD. El Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba da la bienvenida a sus nuevos especialistas internos residentes. Se trata de una promoción formada por siete médicos internos residentes en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria. Esta formación se prolongará durante 4 años durante los cuales rotarán por los diferentes servicios y centros de salud del Área Sur de Córdoba con el objetivo de alcanzar los conocimientos y experiencias necesarios para ejercer su profesión de manera autónoma. La formación se llevará a cabo bajo la supervisión del coordinador responsable de docencia MIR (Médico Interno Residente) del Área, el médico de familia David Guardeño Ropero.
 
En la actualidad 25 futuros médicos de familia se encuentran realizando parte de su periodo de residencia en el Área Sanitaria Sur de Córdoba. Para ello, han rotado por distintas especialidades como Cardiología, ORL, Pediatría, Urología, Oftalmología, Medicina Interna, Digestivo, Traumatología, Rehabilitación y Ginecología y Obstetricia, entre otras, tutorizados por facultativos del hospital Infanta Margarita. El hospital Infanta margarita es uno de los hospitales de la provincia de Córdoba acreditados para esta formación MIR, cuyo tutor intrahospitalario es el cardiólogo Javier Ariza Cañete.
 
Además de por las distintas áreas del hospital, los médicos residentes rotan también por centros de salud docentes de Atención Primaria del sur de la provincia, con idea de conocer desde dentro y de primera mano el funcionamiento de los dos tipos de atención sanitaria (primaria y hospitalaria), así como la relación entre ambas. Todos ellos tutorizados, en las distintas fases de formación, tanto por facultativos del hospital, como de los centros de salud por los que rotan.  Actualmente, el Área Sanitaria cuenta con 80 facultativos especialistas implicados en las tareas de seguimiento y tutoría de los residentes.
 
Anualmente se someten a la evaluación de la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria de Córdoba, que es la que determina su paso a la siguiente fase. Este proceso paulatino les permite ir aumentando sus conocimientos y así, ir asumiendo gradualmente sus responsabilidades.

BREVES.