Cabra

"El Periódico digital para el sur de Córdoba"

Un grupo de socialistas de Cabra rinden homenaje a los difuntos egabrenses que perdieron su vida por oponerse a Franco

CABRA. Ayer tarde un grupo de militantes del Partido Socialista (PSOE) de Cabra, se reunieron en el Cementerio Municipal San José para rendir tributo a cuantos egabrenses perdieron la vida por oponerse al régimen dictatorial de Franco y de los que muchos se desconoce hasta donde están enterrados sus restos. En un sencillo acto bastante íntimo y cuando se acerca el Día de los difuntos, los allí presentes se hicieron eco de un manifiesto que uno de los militantes leyó y que decía así:

Buenas tardes compañeros y compañeras; estamos aquí para rendir homenaje a los hombres y mujeres, paisanos y paisanas nuestros, que murieron  por el solo hecho de no ser seguidores de ese movimiento rebelde que rompió la legalidad vigente y nos llevó a la peor situación que puede sufrir un país, una guerra civil, la lucha fratricida, de hermanos contra hermanos; pero además a los que queremos homenajear aquí hoy ni siquiera murieron en un frente de guerra, sino que fueron ejecutados por bandas de asesinos, plenos de un odio que amagaban bajo conceptos como amor a la patria o la defensa de sus creencias religiosas. Sus cuerpos aún hoy no han podido ser entregados a sus familias, ni ha sido restituida su dignidad como personas.

Cuando hace unos días me pidieron que elaborara un manifiesto para este acto y que mostrará mi opinión sobre el lugar donde celebrarlo, no tuve duda que tenía que ser aquí, en EL JARDIN DE LA CONCORDIA, aún inacabado después de mas de diez años de iniciadas las obras por un gobierno socialista que gobernaba en coalición con Izquierda Unida y que además fue el fruto del acuerdo con los portavoces de todos los grupos municipales, PSOE, IU, PA y PP; Mirad, aquí donde nos encontramos y en esta zona del futuro jardín estaban enterrados en el suelo gran parte de los muertos en el bombardeo de Cabra, especialmente los que no tenían sepulturas donde reposar; allí tras aquel muro, presumiblemente continúan en su fosa algunos de los muertos de la represión atroz del régimen rebelde, aquí yo de niño venia con mi abuela Dolores a poner flores en la tumba de mi abuelo Juan Moreno, hombre de ideales socialistas que murió en el bombardeo de Cabra, allí  en la  fosa podrían haber estado el hermano de mi abuela José Jiménez y su esposa denominada la Papalina, a los que nunca mi abuela pudo llevar su ramito de flores; al menos desde no hace mucho tiempo sabemos que con mucha probabilidad están en la fosa común del Cementerio de  Córdoba.

Hoy aquí con este gesto queremos recordar y homenajear a esos hombres y mujeres. silenciados, ocultos, muertos por el odio y la barbarie y también a sus familias estigmatizadas y reprimidas de múltiples formas y exigir la dignidad de su ser personas y reivindicar su memoria y reconocimiento como tales.

Un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla y nosotros no queremos que nuestra tierra sufra mas acontecimiento como aquel, pero para ello es imprescindible construir la historia común con verdad y objetividad, en base al conocimiento de los que saben y no desde el discurso del odio y la ignorancia.

Quiero terminar reivindicando la culminación de este Jardín de la Concordia; que su fuente brote agua de paz, que su parterre, con su verde césped, sea un canto a la armonía, al respeto y la tolerancia y que este prisma se vista con los nombres de todas las víctimas de aquellas paginas horribles de nuestra historia, muertos en el frente de guerra, del bombardeo y el de los ejecutados y ejecutadas, tal como en su momento acordamos todos los grupos del Ayuntamiento de Cabra y que en el frontal reluzca la frase que decidimos fuera la voz de nuestro pueblo  “LA CIUDAD DE CABRA EN RECUERDO A LOS QUE JAMAS DEBIERON MORIR” comprometiéndonos todos  y todas con el eslogan de cierre de dicho frontal  “QUE JAMAS VUELVA A OCURRIR”.

 

 

BREVES.