Cabra

"El Periódico digital para el sur de Córdoba"

El Infanta Margarita pondrá en marcha un sistema pionero de atención a personas con diabetes

SALUD. El Hospital Infanta Margarita de Cabra, de referencia para todo el sur de la provincia de Córdoba, se convertirá en el centro neurálgico de un novedoso sistema de atención a pacientes con diabetes; de este modo, el próximo mes de febrero la estructura facultativa del centro hospitalario contará con un especialista endocrino y dos enfermeras educadoras en diabetes, que vendrán a complementar y potenciar el trabajo que ya se viene desarrollando por la Unidad de Gestión Clínica de Medicina Interna.

La delegada territorial de Salud y Familias, Maria Jesús Botella celebra la puesta en marcha de este sistema que “trata de la respuesta a una demanda histórica del colectivo de pacientes con diabetes que vendrá”. “Todo un ejemplo de la puesta a disposición de los pacientes de los recursos del Sistema Público andaluz para mejorar el seguimiento y control de su enfermedad, y por ende, su la calidad de vida”. 

El director gerente del Área Sanitaria, José Plata, señala que “somos sensibles a las necesidades de los pacientes y sus familias, que conviven cotidianamente con este problema de salud”, señaló, subrayando que igualmente “somos conscientes de la demanda histórica que ha supuesto para este colectivo poder disponer de especialistas que dirijan y realicen un seguimiento de esta enfermedad”, de manera directa e individual. Por ello, desde la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, a través del Servicio Andaluz de Salud -SAS-, se ha encontrado el respaldo necesario al proyecto que desde el pasado mes de mayo de 2019 se viene diseñando en este Área Sanitaria, bajo la denominación de Coordinación entre Atención Primaria y Asistencia Especializada en Educación Terapéutica para pacientes con diabetes.

Un proyecto que persigue dotar al paciente de la capacidad de conocer su enfermedad y autogestionar su tratamiento, incorporando la diabetes a su vida diaria. De hecho, científicamente queda demostrado que la Educación Terapéutica en diabetes es la base del tratamiento y mejora tanto el control metabólico como la calidad de vida de las personas con diabetes y su entorno. Todo ello, y dentro de esta dinámica formativa, sin olvidar la sensibilización con un correcto uso de los recursos que la Administración pone a su alcance (tiras reactivas, agujas, etc.) que son necesarios para llevar a cabo esta cohabitación con la enfermedad pero, siempre, de manera sostenible y dentro de la lógica terapéutica.

Por otro lado, la puesta en marcha de esta nueva Unidad de Coordinación en diabetes supondrá la actualización de procedimientos que mejoren la asistencia al paciente, la revisión del tratamiento farmacológico, la unificación de procedimientos de actuación en caso de urgencia, y formación en diabetes de personal facultativo y asistencial del Área, entre otras competencias. Para ello se ha creado un grupo de profesionales expertos en esta patología, médicos y profesionales de enfermería tanto de Atención Primaria como hospitalaria, que ya trabajan en el desarrollo de este nuevo servicio.

En base a este proyecto ya se ha creado una red de profesionales de enfermería interniveles que actúan como referentes en Educación Terapéutica trabajando de forma coordinada con los pacientes, tanto de manera individual como grupal, algo en lo que está resultando fundamental el papel de la Dirección de Enfermería del Área Sanitaria.

Como novedad, se incorpora a este organigrama la figura del ‘paciente experto en diabetes’, cuya misión será servir de vínculo entre las personas diabéticas y la estructura de la Unidad con el objetivo de formar Escuelas de Pacientes que permitan el intercambio de experiencias, prácticas y vivencias entre iguales. Así mismo, también se encargará de organizar convivencias, campamentos y actividades formativas como parte fundamental del conocimiento de la enfermedad y base para la motivación y el bienestar emocional de las personas con diabetes y sus familias.

“Queremos que los pacientes con diabetes tipo I de nuestra Área Sanitaria puedan disponer de inmediato de recursos para el control de la diabetes, y por consiguiente, ayudarles a mejorar su día a día”, afirmó el doctor Plata quien anunció que durante el mes de febrero se iniciará la aplicación del Sistema flash de monitorización de glucosa, siguiendo los criterios de preferencia que marca el SAS.

De esta forma, la nueva Unidad será la encargada de implantar este sistema, formar a los pacientes en su uso y de realizar un seguimiento especializado e individual. Las consecuencias directas para la población serán, entre otras, evitar desplazamientos a los centros sanitarios de la capital cordobesa para la aplicación, seguimiento y revisión de tratamientos, algo que pasará a centralizarse en el Hospital Infanta Margarita.

En cuanto a los pacientes con diabetes tipo II, su atención se localizará en los centros de Atención Primaria para lo que se ha diseñado un protocolo específico en Educación Terapéutica que abarca toda el Área Sanitaria y contempla atención individualizada adaptada al paciente en Consulta de Enfermería, educación grupal y Escuela de Pacientes.

Este proyecto contempla además la Educación Terapéutica básica o de supervivencia en los pacientes hospitalizados por motivo de inicio o descompensación metabólica de la diabetes, así como la dotación de recursos al alta y la coordinación con Enfermería de Familia para su formación y seguimiento en Atención Primaria.

“Ha supuesto un gran esfuerzo diseñar y poner en funcionamiento este nuevo servicio, pero para nosotros es una prioridad mejorar la calidad de vida de la población”, comentó el gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba, señalando que pese a encontrarse en fase de implantación “estamos convencidos de que esta Unidad se consolidará como referente para este tipo de pacientes, colocando a nuestro hospital a la vanguardia de la Sanidad Pública andaluza en la Educación Terapéutica y la atención integral a las personas con diabetes”.

 

BREVES.