Cabra

"El Periódico digital para el sur de Córdoba"

Satse denuncia la falta de enfermeras en la UCI del hospital Infanta Margarita de Cabra

SALUD. El Sindicato de Enfermería se ha dirigido por escrito a la Dirección del Área de Gestión Sur de Córdoba, para solicitar un incremento del número de enfermeras de la UCI del Hospital Infanta Margarita. En el escrito SATSE plantea que las actuales 2 enfermeras por turno, plantilla de profesionales heredada de la antigua UCI del siglo pasado cuando se disponía de 6 camas, no es adecuada a la UCI actual con 12 Box individuales, por lo que solicita se incremente al menos en 10 efectivos más, para respetar una asignación máxima de 3 pacientes por Enfermero/a.

SATSE informa que en el año 2009 se inaugura la nueva UCI, que se ubica en la zona ampliada en la segunda planta, duplicando la superficie del servicio, ya que aumentó de 181 a 369 metros cuadrados. Este incremento del espacio permitió aumentar el número de 'boxes', pasando de seis en una zona común a 12 independientes. La inversión realizada para la construcción y puesta en marcha de este nuevo servicio superó los 2,6 millones de euros, de los que más de un millón correspondió a equipamiento. Sin embargo, no fue así en cuanto a la dotación de profesionales de Enfermería, algo que quedó para otro momento posterior. Hoy 11 años más tarde, varias epidemias y una pandemia después, aún no se ha producido ese aumento estructural en la plantilla del hospital, cuestión que carece de lógica, asevera SATSE.

SATSE insiste hoy en este aspecto, porque más allá de que la Consejería de Salud y su departamento de planificación sanitaria estimasen en los años 90 del siglo pasado que el número de camas UCI en el área de influencia del Hospital de la Subbética fuese de 12 y no de 6, hoy tenemos amenazas adicionales que nos obligan a hacer los deberes (y por tanto actualizar la plantilla estructural de enfermeras para definir la capacidad estratégica que tenemos ante el Covid-19 también. Insistiendo SATSE que las camas UCI sin enfermeras no son efectivas. Es necesario por ello, disponer de una plantilla estructurada para que esta Unidad esté suficientemente dotada. Los apoyos puntuales de profesionales sin experiencia suficiente en esta área nos son eficientes.

Desde SATSE se insta a la Dirección del Hospital a actuar con diligencia y previsión suficientes para dotar al sistema de los recursos necesarios orientados a prevenir y mitigar el impacto de un rebrote generalizado de la actual pandemia. Recordando que el BOE  de 3 de mayo publicó  la Orden que regula el proceso para consensuar con las comunidades autónomas las fases de desescalada del confinamiento derivado de la crisis del COVID-19.

El Ministerio de Sanidad pública en esta Orden un "sistema de cogobernaza" junto a las Comunidades Autónomas para la fase de la desescalada, estableciendo criterios estratégicos útiles para la gestión de las crisis sanitarias. Uno de ellos tiene que ver con la capacidad de los hospitales para poder responder a un rebrote de la pandemia. La orden fija que para tener en consideración una propuesta de desescalada, el territorio en cuestión deberá "disponer o tener acceso o capacidad de instalar en un plazo máximo de cinco días entre 1,5 y 2 camas de Cuidados Intensivos (UCI) por cada 10.000 habitantes". La capacidad de gestionar con mayor o menor acierto los posibles brotes va a depender del cumplimiento de estos requisitos. La salud y la economía de nuestra área de influencia dependerán de nuestra estructura y capacidad de respuesta.

Explicando SATSE que actualmente disponemos de 12 Box y plantilla de enfermería para 6. Sin embargo, el criterio estratégico más bajo de 1.5 camas UCI por cada 10.000 habitantes nos obliga a disponer o tener capacidad de instalar 24 camas UCI, o hasta 32 camas en el supuesto del segundo criterio (2 camas UCI por cada 10.000 habitantes). Insistiendo SATSE que hay que aprender de los errores y la experiencia nos dice que se requiere de unas destrezas, conocimientos, práctica y habilidades para trabajar en cuidados intensivos, por lo que tenemos que tener estructurada y entrenada nuestra plantilla de UCI. Y todo ello pasa por una ampliación que no admite demora.

Por ello SATSE afirma que es imposible con la estructura actual de profesionales de enfermería de la UCI cumplir los ratios de la Orden SND/387/2020, y consecuentemente solicita se incremente el número de profesionales adscritos a la UCI del hospital en un mínimo de 10 y con ello disponer una asignación máxima de 3 pacientes por Enfermero/a. Como medida justa, equilibrada y estratégica para dar cobertura y seguridad a la población de referencia. Insistiendo el sindicato que es competencia y obligación de las administraciones disponer de las plantillas suficientes para garantizar la salud y seguridad de la población en todo momento.

 

BREVES.