Cabra

"El Periódico digital para el sur de Córdoba"

El Ateneo Ciudadano de Cabra aborda abiertamente el tema de la siniestralidad laboral

CABRA. Bajo el lema: “LA SINIESTRALIDAD LABORAL: Una lacra del Siglo XXI” se inauguró en la tarde de ayer la nueva temporada de actos del Ateneo Ciudadano de Cabra. Antes del comienzo de la charla-coloquio el nuevo Presidente del Ateneo, Manuel Flores, amén de agradecer la presencia a los asistentes y a los medios de comunicación puso en valor el reconocimiento del que ha sido reconocido por la Federación de Ateneos de Andalucía debido a nuestra labor cultural, temas tratados y esfuerzo realizado. Todo ello nos anima, dijo el Presidente del Ateneo, a seguir trabando en este nuestro V Aniversario de nuestra creación.

A continuación tomó la palabra el ponente Miguel Cruz Santiago, presidente de la Asociación de Víctimas de Accidentes y Enfermedades Laborales de Andalucía (AVAELA) que, entre otras cosas resaltó:

Los datos de siniestralidad laboral son “insoportables”, los segundos después de los accidentes de tráfico, pero el problema está en que detrás de estos datos, detrás de cada cifra, hay una vida humana perdida o dañada, temporal o permanentemente; familias enteras sufriendo por un accidente o unas condiciones laborales que, en la mayoría de los casos, serían perfectamente evitables si nosotros, una sociedad avanzada, nos tomáramos realmente en serio la seguridad y prevención de la salud en el trabajo.

En este acto se ha señalado la calidad del empleo como uno de los factores que más inciden sobre la siniestralidad y falta de salud en el trabajo y nos apremian en la necesidad de poner en marcha los mecanismos necesarios para revertir esta siniestra situación, que nos señala cómo la precariedad, la subcontratación abusiva, la economía sumergida o los ritmos de trabajo desmedidos, son la causa más profunda de la Siniestralidad Laboral.

Instituciones, organizaciones políticas, empresariales, sindicales y sociales debemos apostar por una cultura de la prevención y porque la persona sea el centro de las relaciones laborales, priorizando sus derechos, su pleno desarrollo y su integridad, frente a cualquier otro factor social o económico. Lo más valioso de cualquier Pueblo o Nación son sus personas, y esas son el primer “capital” que hay que cuidar.

Es por ello que, aspirando a erradicar esta situación injusta, debemos comprometernos a buscar constantemente fórmulas que acaben con la Siniestralidad Laboral desde el espacio político, económico y también social.

Por todo lo cual nuestra asociación AVAELA se une a este empeño, lo mismo que a seguir creando esa red de personas afectadas o sensibles a esta problemática. Quiere servir de interlocutor entre víctimas y administraciones públicas, quiere coordinarse con el mundo sindical y empresarial para luchar contra esta lacra, quiere poder ser cauce para la prestación de servicios jurídicos y psicológicos a todos sus afiliados; en definitiva, quiere dar visibilidad y reconocimiento a esta injusticia tan oculta en nuestra sociedad pero que muchos trabajadores y trabajadoras, muchas familias la saben y padecen.

 

BREVES.